Bienvenido a meprobocas.com

Debes ser mayor de 18 años para ver esta página 

¿Eres mayor de edad?

Continuar Soy menor

BOLAS CHINAS, MÁS QUE UN CUENTO CHINO

visibility224 Visitas comment0 comments person Posted By: Teresa Muriel Masegosa list In: JUGUETES SEXUALES

Las bolas chinas no son dispositivos que proporcionen  placer directamente.

Lo primero, las bolas chinas no son una herramienta que proporcione placer, al menos, no placer sexual directo.

No pienses que eres una mujer rara si te colocas unas bolas chinas y no te estremeces de placer como en las películas.

No, Sr. Grey, siento decepcionarle.

Si tú que me estás leyendo sientes placer o excitación cuando llevas puestas unas bolas chinas, por favor, comparte tu testimonio con nosotras dejándonos un comentario y, sobre todo, ¡enhorabuena! Eres una privilegiada. A pesar de que desde que se publicó el famoso libro 50 sombras de Grey las ventas de bolas chinas se han disparado espectacularmente en los países donde ha sido best seller.

¿PORQUE NO PRODUCEN EXCITACIÓN AL LEVARLAS?

Tan simple como porque la vagina carece de terminaciones nerviosas, excepto en su parte más externa, con lo cual, si están colocadas, es muy excepcional que produzcan placer.

No niego que puedas echarle imaginación (el afrodisíaco más potente, por cierto) y fantasía al asunto y que de ahí surja excitación y una cosa lleve a otra ? , pero, placer sexual no proporciona llevar puestas unas bolas chinas como tampoco lo hace llevar un tampón.

QUÉ SON LAS BOLAS CHINAS Y PARA QUÉ SIRVEN

Las bolas chinas están huecas y contienen en su interior otra bolita más pequeña. Las llamadas bolas chinas, bolas de geisha o Ben Wa, que, a pesar de su nombre, no tienen su origen realmente en China, sino en Japón, aunque no hay evidencias fiables, son un mecanismo formado normalmente por una o dos bolas, unidas por un cordón (actualmente de silicona médica) en cuyo interior se encuentra otra bolita más pequeña que choca contra las paredes de la bola que la contiene cuando, al llevarlas colocadas, la mujer camina o está simplemente en movimiento.

Las bolas fabricadas en cristal, jade u otros materiales macizos, no son bolas chinas, sino pesas vaginales.

Hay mujeres que notan perfectamente cómo vibra la bolita dentro de la esfera que la contiene cuando se mueven llevándolas puestas.

Otras mujeres, debido a la debilidad de sus músculos de su suelo pélvico o a que las bolas están colocadas en el tercio medio o superior de la vagina, que carece de sensibilidad, no notan la vibración de la bolita interior de las bolas chinas, pero esto es muy frecuente y no significa que no estén siendo eficaces. rPrueba nuestra gama de Bolas chinas

CÓMO FUNCIONAN

La vibración que produce el choque de la bolita interior de la bolas chinas contra las paredes de la vagina provoca una contracción involuntaria y continua de los músculos que la rodean, aumentando la circulación sanguínea, la lubricación y el tono muscular.

La eficacia de las bolas chinas para mejorar el tono muscular se basa, por tanto, tal y como acabamos de explicar, en dos conceptos:

  • Una pequeña bolita en su interior que choca contra las paredes de la vagina cuando las usamos, que puedes llegar a sentir o no.

  • El movimiento, que es necesario que hagamos, para que esa bolita se mueva y choque contra las paredes.

Para que el uso de bolas chinas sea efectivo es imprescindible moverse (pasear, caminar, etc.) al llevarlas colocadas, para que la bolita de su interior se mueva y choque contra las paredes de la vagina provocando su contracción involuntaria.

De nada te servirá ponerte unas bolas chinas y tumbarte en el sofá o sentarte a trabajar enfrente del ordenador.

BENEFICIOS

Parece demostrado es que el uso continuado de bolas chinas por parte de mujeres adultas y sanas ayuda en gran medida a:

  • Mejorar el tono de los músculos del suelo pélvico.

  • Aumentar la irrigación sanguínea.

  • Mejorar la lubricación natural de la vagina.

De esta manera, con su uso continuado en el tiempo, lograremos una mejoría considerable en la calidad de las relaciones sexuales.

Hablando claro: orgasmos más largos e intensos y recuperación de la sensibilidad sexual cuando, por ejemplo, la hemos perdido tras un parto largo o traumático con fórceps, episiotomía, etc.

Así mismo, un suelo pélvico tonificado y fortalecido ayudará a evitar incontinencias urinarias y disminuir en algunos casos el riesgo de prolapso.

DURANTE EL EMBARAZO

 En general, ningún fabricante que conozcamos recomienda el uso de bolas chinas durante el embarazo.

Aunque debes saber que si tu embarazo no es considerado de riesgo puedes consultar a tu ginecólogo sobre la idoneidad de usarlas y, muy probablemente, te insistirá entonces en que pongas una especial atención al cumplimiento estricto de las normas de higiene y mantenimiento de tus bolas chinas.

EN EL POSTPARTO 

Durante la cuarentena y en las primeras semanas de recuperación postparto se debe evitar el uso de bolas chinas.

Debemos esperar hasta que nuestro ginecólogo nos dé vía libre para poder comenzar a usar estos dispositivos.

Una vez pasada la cuarentena, si notas que has quedado con una abertura vaginal excesiva, muy frecuente tras el parto, o una gran debilidad del suelo pélvico, lo mejor es que acudas a un especialista (consulta tu ginecólogo) para que te valore y prescriba el mejor tratamiento para tu caso.

Como decíamos antes, las bolas chinas no son la solución para todo por lo que, a veces, intentar fortalecer el suelo pélvico tras el parto con bolas chinas puede originar más frustración que otra cosa al comprobar que no se consiguen retener dentro de la vagina.

En estos casos, muy a menudo es mucho más eficaz el uso de vibradores que logran mejorar la propiocepción del suelo pélvico y, si conseguimos llegar al orgasmo, como decíamos en este otro artículo de nuestro blog, estaremos realizando uno de los mejores ejercicios del suelo pélvico: el orgasmo.

COMO SE COLOCAN

La bola china debe quedar insertada aproximadamente en el sitio donde se colocaría un tampón, procurando que el cordón sobresalga ligeramente de la vagina para facilitar su extracción. Puedes comenzar usando una bola más grande de poco peso y seguir con otra bola igual de tamaño pero más peso, luego dos bolas, otras más pequeñas y más pesadas, etc., hasta agotar las posibilidades que te ofrezca el pack que te hayas comprado.

Se recomienda el uso de un poco de lubricante de base acuosa, nunca a base de silicona, para hacer más cómoda su inserción.

Una vez colocadas, es imprescindible ponerte de pie y comenzar a andar y a moverte.

La gravedad y tus músculos harán todo el trabajo.

CUANTO TIEMPO SE USAN

Normalmente, se suele empezar por 10-15 minutos diarios, si puedes lograr mantenerlas en su sitio, para ir aumentando progresivamente hasta llegar a dos o tres horas diarias.

Más no es necesario y además podría no ser tan beneficioso.

Piensa que un exceso de tono, hipertonía, no es bueno y sí, ¡puedes llegar a tener agujetas!

Si no eres capaz de mantenerlas en su sitio, puedes volver a colocarlas las veces que sea necesario o incluso usarlas tumbada e intentar contraer los músculos del suelo pélvico para evitar que salgan mientras tiras del cordón de extracción como una manera de empezar a ejercitar tu suelo pélvico.

Lo ideal, en casos de tanta debilidad muscular que te resulte imposible mantener una sola bola colocada, es que comiences con una rutina de ejercicios de Kegel.

Después, una vez hayas tomado conciencia de los músculos del suelo pélvico y sepas localizarlos y contraerlos de manera independiente, podrás plantearte  continuar con el uso de bolas chinas según tus músculos vayan adquiriendo progresivamente más fuerza y tono.

CUANDO COMENZARÉ A TENER RESULTADOS

En general, los músculos del suelo pélvico son bastante agradecidos y en cuanto comenzamos a trabajarlos con cierta continuidad sus beneficios llegan muy rápidamente.

Siempre que seas constante en tu rutina de llevar tus bolas chinas unos 15-30 minutos diarios, deberías empezar a notar sus beneficios en menos de un mes.

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

Normalmente, para la limpieza de los dispositivos de uso íntimo como las bolas chinas basta con un poco de agua tibia y jabón neutro antes y después de su uso. Hay que tener en cuenta que vamos a usar las bolas chinas en nuestra vagina, con lo cual, es fundamental mantener una estricta higiene antes y después de cada uso.

Para una limpieza más profunda puedes usar un higienizante específico bactericida, que no sólo elimina la suciedad, sino también las bacterias.

Intenta evitar el uso de sustancias con alcohol, acetona o gasolina para limpiar las bolas chinas ya que podrían alterar su composición.

En cualquier caso, lee detenidamente las recomendaciones que cada fabricante hace al respecto de sus productos.

SI TE HA PARECIDO INTERESANTE Y QUIERES EMPEZAR A USARLAS, PODEIS VISITAR NUESTRA TIENDA ONLINE  MEPROBOCAS.COM DONDE ENCONTRARAS UNA GRAN VARIEDAD DE BOLAS CHINAS Y OTROS PRODUCTOS. ¡LES ESPERAMOS!    

Inspirada en  Ensuelofirme.com

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen
domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre December